COLUMNA: Ojo de Mar

Resolución de la SIP

Por Adalberto Carvajal

En la resolución de la asamblea general que se celebró en Miami, Florida, del 4 al 7 de octubre de 2019, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exigió suspender la “estigmatización” contra los medios a los presidentes Jair Bolsonaro (Brasil), Donald Trump (EUA), Daniel Ortega (Nicaragua), Andrés Manuel López Obrador (México), Nicolás Maduro (Venezuela), Nayib Bukele (El Salvador) y Jimmy Morales (Guatemala).

En su 75 aniversario que sumó al festejo por los 80 años de la agencia EFE, la SIP demandó a dichos mandatarios que cesen los ataques a periodistas y medios, ya que dicha estigmatización y “descrédito” incentiva la “violencia” de sus seguidores, en ocasiones de tipo físico, señala el texto aprobado en la última jornada.

“Desde marzo pasado y hasta la fecha han sido asesinados trece periodistas en el continente, siete de ellos en México, dos en Brasil, dos en Colombia, uno en Honduras y otro más en Haití”. De manera particular, la SIP exigió al Estado mexicano que atienda de “manera urgente” los ataques a informadores.

AMLO no es Trump

La SIP hizo ese pronunciamiento, por cierto, sin aclarar que los ataques de periodistas que han ocurrido en lo que va del sexenio de López Obrador corresponden a las mismas tipologías de los asesinatos y desapariciones de informadores que se dieron con Peña Nieto y en los gobiernos anteriores, la mayoría de ellos en regiones del país donde el Estado fue capturado por la delincuencia organizada.

A las organizaciones criminales que operan en esas regiones se les puede atribuir la autoría de muchos de esos homicidios, en complicidad con jefes policiacos y gobernantes locales. Matan periodistas con el claro propósito de intimidar y silenciar a la prensa. Sin embargo, no se ha documentado un solo asesinato de informadores u opinadores que haya sido incentivado por una declaración del presidente López Obrador.

Es innegable no obstante que, especialmente en las conferencias mañaneras en Palacio Nacional, el mandatario se ha expresado respecto a algunos medios de comunicación (como Reforma), comunicadores en lo individual (como Carlos Loret de Mola) u organizaciones (como Mexicanos contra la Corrupción) en términos estigmatizantes. Y también es indudable que esas empresas y organizaciones periodísticas mencionadas, tanto como algunos personajes de la comunicación, han sido objeto de un linchamiento moral en las redes sociales. Pero no hay forma de saber si se trata de una campaña orquestada desde la oficina de Comunicación Social de la Presidencia o, simplemente, de una serie de actos espontáneos como reflejo de la actitud presidencial.

Con todo, tan sospechosa es esta coincidencia entre las fobias de Andrés Manuel López Obrador y las de sus seguidores en las redes sociales -incluso considerando que se trate de usuarios reales y no de bots-, como la decisión de la SIP de empatar la situación que se vive en Estados Unidos o Brasil con la de México.

Esta generalización que pone a AMLO en la misma canasta que a Trump y Bolsonaro, bien podría responder al interés de la SIP en solidarizarse con sus asociados mexicanos, en conflicto con el gobierno de la Cuarta Transformación por el tema de la publicidad oficial.

Según el discurso oficial, el nuevo régimen se rehúsa a usar la inversión publicitaria del modo que lo hicieron sus antecesores: como una forma de subsidiar y alinear editorialmente a la prensa. Pero no pocos medios deploran que el presidente se está vengando del trato que recibió por parte de muchos periodistas desde antes de 2006.

América first

La SIP es una reliquia de la Guerra Fría. Su presidente saliente, María Elvira Domínguez, del diario El País de Cali (Colombia), inauguró la Asamblea General junto al gobernador de Florida, Ron DeSantis; al senador republicano Marco Rubio y los expresidentes Jamil Mahuad, de Ecuador; Laura Chinchilla, de Costa Rica, y Andrés Pastrana, de Colombia.

Tuvieron un lugar destacado en la ceremonia conocidos periodistas como Jorge Ramos y Andrés Oppenheimer, representantes en América Latina de un periodismo pensado desde y para el ecosistema de comunicación política de los Estados Unidos.

La primacía de los intereses norteamericanos, como ocurría antes con la bandera de la democracia, se esconde probablemente detrás del llamado a abordar los problemas, desafíos y tendencias del periodismo en las Américas.

Sin embargo, el respeto a la libertad de prensa, uno de los caballos de batalla de la SIP en estos 75 años, sigue ocupando un gran espacio en la agenda de esta organización periodística que agrupa a más de un millar de medios tradicionales y digitales del hemisferio occidental, según detalla una nota de la Organización Editorial Mexicana.

Índice de Chapultepec

Ricardo Trotti, director ejecutivo de la organización con sede en Miami, dijo a la agencia EFE que entre las novedades de la asamblea se presentó el llamado Índice de Chapultepec que, a partir de ahora, va a medir los aspectos legales y jurídicos que afectan a la prensa en cada país del continente.

Se trata de una iniciativa “independiente” pero “complementaria” de los informes país por país sobre la situación de la libertad de prensa que se presentan cada año y dan lugar a las resoluciones de la SIP.

Cuando fue elegida presidente de la SIP hace un año en Salta (Argentina), María Elvira Domínguez aseveró que su trabajo se iba a centrar en luchar contra las “libertades cercenadas en Venezuela y Nicaragua”. Pero Cuba nunca ha dejado de ser motivo de preocupación.

El pasado 27 de septiembre, horas después de que la empresa editorial de El Nuevo Diario de Managua anunciara que suspendía su publicación, Domínguez lo atribuyó a la “presión de un gobierno autoritario” y dijo que era “una vergüenza para Nicaragua y para el mundo libre”.

Otro tema “preocupante” que se trató en Miami es la violencia en contra de los periodistas y la impunidad que rodea a la mayoría de los asesinatos y agresiones de que son víctimas. En la Asamblea se presentó “una nueva campaña para crear más conciencia en la sociedad para que genere más presión en los Gobiernos” con el fin de que actúen para prevenir los asesinatos de periodistas y perseguir y castigar a los autores, además de un nuevo proyecto contra la impunidad que va a realizar un grupo de trabajo en México, dijo Trotti.

JFK, 72 horas antes

La 75 Asamblea General de la SIP sirvió también para analizar el futuro de los medios. En diversos paneles se trató lo que la SIP califica como un nuevo “género” periodístico, surgido de la preocupación por el cambio climático, así como de las nuevas herramientas tecnológicas como la inteligencia artificial o los algoritmos usados por los grandes buscadores, de las “noticias falsas” y del “copyright” de los contenidos de las plataformas.

Por otra parte, Fernando Garea el presidente de la agencia de noticias fundada en España en 1939, presentó el proyecto “EFE siempre está” con el que celebra sus 80 años y relanza su imagen, con el documental titulado “La Agencia” como eje.

Aunque EFE es hoy en día una sociedad anónima donde el Estado español es el principal accionista, y patrocina iniciativas tan loables como la Fundación del Español Urgente (Fundéu) en colaboración con el BBVA, no se olvidan sus orígenes franquistas. Se dice que el nombre deriva de las iniciales de las viejas agencias de noticias Fabra, Febus y Faro que se fusionaron en la nueva, pero una leyenda negra le atribuye la letra efe a la inicial de Falange y de Fe, a las que se añadirían eventualmente las iniciales de Francisco Franco.

La próxima asamblea se celebrará en Madrid, donde se reunió la SIP en 1992 y 2008. También Miami ha sido tres veces sede: en 1963, 2007 y 2019. A la primera asistió John F. Kennedy, 72 horas antes de ser asesinado en Dallas.

La SIP tiene un nuevo presidente, Christopher Barnes, del medio jamaiquino The Gleaner, quien había sido primer vicepresidente. Y en el evento también se anunciaron el ganador del Premio Presidencial y los galardonados a la Excelencia Periodística.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com

Editado por Jaqueline Verján Escamilla

Compartir:
Califica esta Noticia
Sin Comentarios

Deje su Comentarios