Caos e inconformidad y falta de inseguridad en el primer día del KnotFest

El evento de música, que inició el 30 de noviembre, llevado a cabo en el Deportivo Oceanía en la Ciudad de México, despertó el caos por la noche, después de un día lleno de quejas de los asistentes. Varios de los espectadores denunciaron las largas filas para poder ingresar al Deportivo Oceanía y ver a sus bandas favoritas.

Después se quejaron porque personas que no pagaron por un boleto para asistir, podían ver los conciertos desde el puente que se encuentra a un lado de la locación. Pero el incidente mayor comenzó alrededor de las 21:00 horas. Los asistentes se colocaron frente al escenario principal, en donde se presentarían las bandas headliners: Evanescence y Slipknot. 

La cantidad de personas fue tanta, que al empujarse derribaron la valla de seguridad que dividía al público general del de la zona VIP y el escenario. Elementos de seguridad pidieron a los asistentes que se hicieran para atrás para poder reparar la valla, la cantidad de gente era demasiada, que no pudieron solucionar.

Pero el caos no término ahí, las presentaciones se retrasaron por tres horas, mientras se trataba de implementar medidas de seguridad y controlar la situación, pero no llegaron a ningún acuerdo y decidieron cancelar las presentaciones. Después del comunicado los asistentes subieron al escenario y tomaron los instrumentos de las bandas que ya se encontraban en el escenario. Tomaron la batería y la bajaron, para quemarla, la banda estadounidense, publico un mensaje  en las redes sociales en la que lamentó la suspensión del concierto.

 

Compartir:
Califica esta Noticia
Sin Comentarios

Deje su Comentarios