Retos y beneficios del T-MEC, una oportunidad que México no debe desaprovechar

Por Luis Ángel Maldonado Estrada

Existen diversos acuerdos con los cuales los países entre ellos se benefician, el tratado de libre comercio que tiene México con los Estados Unidos y Canadá es la puerta para exportar productos y que ellos importen productos con los cuales no cuenta el país, siempre bajo un régimen donde todos los países involucrados sean beneficiados equitativamente. Para ello está estipulado en artículos, que lo llevan a cabo de forma transparente.

En busca de mejorar el TLCAN se creó el T-MEC que fue firmado el 30 de noviembre de 2018, el T-MEC incorpora las mejores prácticas entre los socios de América del norte para la protección del medio ambiente, los derechos laborales, la identidad cultural y la promoción de las pequeñas y medianas empresas en la exportación. Esto alcanzo resultados satisfactorios en materia comercial y buenos entendimientos entre las naciones.

Aunque el T-MEC continúa sobre las bases del TLCAN, se añadieron capítulos y disposiciones en diversos rubros, como el aumento del porcentaje del contenido regional en la industria automotriz, combate a la corrupción y sobornos, mayores reglas para que ciertos componentes manufacturados sean hechos en zonas de altos salarios, mayor protección a la propiedad intelectual, nuevas reglas para el comercio electrónico, entre otras.

El pacto comercial tendrá una duración de 16 años y si después de este periodo sus integrantes deciden extenderlo, podrán hacerlo. Durante este lapso, los tres países deberán reunirse cada 6 años para realizar un análisis de su evolución.

 

EL RETO DE MÉXICO EN EL T-MEC

México debe lograr un mercado norteamericano perfectamente integrado para ser competitivos. El reto es migrar hacia una economía del conocimiento, más que como países competidores. México, Estados Unidos y Canadá se deben visualizar como un bloque con intereses compartidos y cadenas de producción que compitan con la Unión Europea, China y América del Sur.

Sin embargo el incumplimiento laboral, podría trasladarse a otras áreas del tratado, por ejemplo: México enfrentará retos con grandes dificultades para exportar productos agroalimentarios si persisten los problemas laborales en el campo, particularmente el trabajo infantil y la violencia contra los trabajadores.

La Oficina de Asuntos Laborales Internacionales de EUA, hizo una lista de 12 productos mexicanos que son cultivados violando estas normas: tomate, chile, pepino, cebolla, caña de azúcar, tabaco, sandía y otros. De hecho, la inclusión de México en el informe es apenas reciente, es de este año, sugiriendo que EU debería activar las previsiones laborales del T-MEC en la materia, es decir, iniciar el tratado con demandas laborales.

El gobierno mexicano acumula ya varias omisiones previo a la entrada en vigor del T-MEC: no se ha realizado la implementación de protocolos de autoevaluación para las empresas, para saber si cumplen o no con la normatividad laboral; no existen mecanismos de difusión y capacitación del nuevo andamiaje legal; no existen códigos de conducta ni una certificación laboral que garantice el cumplimiento de toda normativa laboral.

A pesar de esa falta de pericia gubernamental, el T-MEC representa enormes oportunidades para México. Pues esta situación llevará a México a reflexionar acerca de la viabilidad de una zona de libre comercio entre países como los latinoamericanos, principalmente entro los agro exportadores, y Norteamérica, empeñada en fomentar barreras arancelarias.

 

RETO DE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ EN EL T-MEC

Fabricar un automóvil en México tiene el aliciente de estar libre de aranceles para ser exportado a los Estados Unidos o Canadá. Eso fue lo que en buena medida permitió consolidar al sector automotriz como uno de los principales pilares de las exportaciones nacionales, pues, al menos hasta marzo pasado, los vehículos representaron alrededor de 12% del total de productos exportados, con un valor de 4 mil 750 millones de dólares, según el Banco de México.

Según el colegio de México (COLMEX), ante la entrada en vigor del T-MEC, las industrias tienen que estar preparadas para aprovechar los beneficios de este tratado, donde las reglas de origen serán muy importantes y los temas laborales serán de coyuntura. Por ello La consultora PWC refirió que la industria automotriz del país deberá prestar especial atención a las modificaciones establecidas en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pues podrían representar ajustes en procesos productivos, reingeniería de productos y ubicación de instalaciones, así como un análisis de la proveeduría actual de insumos.

 

 

RETO DE LA INDUSTRIA EN FABRICACIÓN DE EQUIPO Y APARATOS ELÉCTRICOS EN EL T-MEC

La segunda industria de mayor exportación hacia los principales socios comerciales de México, es la industria de fabricación de equipo y aparatos electrónicos. En la actualidad, la industria registra una producción de 260 mil mdp (crecimiento real de 125%).

De acuerdo con Deloitte, en el T-MEC, las modificaciones asociadas con esta industria se centraron en eliminar las reglas de origen que eran obsoletas por los avances. De la misma manera, se determinó que para exentar los aranceles, las partes ensambladas en México deberán cumplir con el valor de contenido regional 50 a 60% dependiendo del método de determinación, regla que se incorporó porque en México se maquilan partes que fueron fabricadas en otros países, principalmente asiáticos. Este último punto implica que la industria de equipo electrónico tendrá que fortalecer su red de suministro en la región para poder cumplir con las reglas de origen. De acuerdo con el INEGI, del valor de las exportaciones de estas industrias electrónicas, cerca del 78% corresponde a insumos de origen importado, el restante 22%, representa el valor generado en México con insumos y capital humano.

 

RETOS DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA EN EL T-MEC

La industria alimentaria es la tercera actividad con el mayor flujo comercial hacia Norteamérica. Esta industria está compuesta por dos grandes segmentos el de productos agrícolas y el de alimentos procesados y bebidas.

Con base a el Consejo Nacional Agropecuario (CNA). El sector agroalimentario mexicano enfrentará, los aspectos vinculados con el cumplimiento a normas ambientales; políticas de propiedad intelectual; nuevas reglas de etiquetado en alimentos; mayores revisiones en frontera todo estos son aspectos que considera el presidente de EU Donald Trump, por ende, podría haber posibles retrasos en las entregas y en la integración de las cadenas de suministro; mayor inseguridad en las carreteras y cobros de derechos de piso, y aumento en la migración de mexicanos y centroamericanos a EU como resultado de una falta de empleos en la región.

Al respecto el presidente de la república, afirmó que en caso de que Estados Unidos cometa una injusticia y una medida arbitraria el Gobierno de México apoyará a los productores nacionales. A su vez ha ofrecido todo el apoyo para evitar daños a los productores nacionales. El Gobierno de México actuará de manera firme ante cualquier medida unilateral no contemplada en el propio tratado.

 

VENTAJAS DEL T-MEC PARA MÉXICO

Con el T-MEC se ha fortalecido la plataforma industrial de América del Norte y se ha garantizado que el comercio entre los tres países sea más sencillo, certero y dinámico, lo cual ha facilitado los intercambios comerciales y las inversiones en beneficio de la economía nacional.

Según la editora comercial Georgette Valentini. El tratado tiene la capacidad de brindar mayor estabilidad financiera a México, abre nuevas oportunidades comerciales para el desarrollo de la economía en nuestro país y también, a partir de este trato, se generarían más empleos y mejor pagados en todos los estados de la República. Además, permite aumentar a México la competitividad como exportadores de productos de alta calidad, y fortalecer la posición como un país no privilegiado para la inversión extranjera directa.

 

El Tratado entre México, Estados Unidos de América y Canadá (T-MEC) representa una herramienta estratégica para nuestro país, y moderniza las reglas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las adapta a las nuevas formas de hacer negocios en la economía del siglo XXI, bajo principios de justicia, equidad, prosperidad mutua y transparencia. De esta forma, México aprovechará ser el principal proveedor en muchos insumos de sus vecinos del norte manteniéndolos como sus principales mercados de exportación.

 

BIBLIOGRAFIAS:

 

 

Compartir:
Califica esta Noticia
Sin Comentarios

Deje su Comentarios