La invasión del Capitolio expone fisuras en la democracia estadounidense

Las imágenes transmitidas en tiempo real de la invasión al Capitolio por cientos de manifestantes durante la sesión que ratificaría la victoria electoral de Joe Biden y Kamala Harris sobre Donald Trump y Mike Pence, en el país que siempre proyectó la imagen de un defensor global de la democracia, dejaron en shock a la comunidad internacional.

Las escenas de barbarie y enfrentamiento con la Policía, que derivaron en la muerte de una mujer, no deberían poder revertir la elección electoral de los estadounidenses, pero exponen una fisura en la democracia de la mayor potencia económica del Mundo, según analizó el politólogo y profesor de Relaciones Internacionales de la Unifesp (Universidad Federal de São Paulo), Cristina Soreanu Pecequilo, en una entrevista con el sitio web local Poder360.

«Lo que estamos viendo son señales de guerra civil. Estamos ante un país sumamente dividido y, en lugar de políticas de conciliación, Estados Unidos hoy tiene un presidente que no quiere dimitir y fomenta la violencia. Es un hecho sin precedentes para la democracia estadounidense”, dijo.

Aunque el acto sembró el caos en la capital estadounidense, otros estudiosos sobre el tema coinciden con Cristina en mantener la posesión de Biden el 20 de enero. «Trump no va a poder dar un golpe. A pesar de que están diciendo que puede llamar al estado de emergencia. Está muy aislado. No hay condiciones políticas e institucionales para eso», dijo el politólogo del IESP (Instituto de Estudios Sociales y Políticos) y coordinador del Observatorio Legislativo Brasileño de la UERJ (Universidad Estadual de Río de Janeiro), João Feres Junior, al mismo medio.

El FBI también movilizó a sus oficiales para reforzar a la Policía del Capitolio ante la invasión, dijo un portavoz al The New York Times.

Derrota personal con consecuencias políticas

Para el investigador, la renuencia de Trump a aceptar la derrota electoral y apuntar sin pruebas a un presunto fraude en el proceso debería perjudicar incluso al Partido Republicano. Esto se debe a que, además de la violencia ejercida por los partidarios de Trump, el Partido Demócrata ganó los dos últimos escaños en el Senado de Estados Unidos, disputados en la 2da vuelta en el Estado de Georgia. Con eso, el presidente electo Joe Biden tendrá el control del Congreso de Estados Unidos al comienzo de su mandato. «La democracia del país saldrá con el mayor defecto con seguridad, pero el Partido Republicano tendrá que asumir la responsabilidad de haberse dejado llevar por alguien como Trump», dijo Junior.

Del otro lado, el demócrata, que se hace cargo de la Casa Blanca en unos días, calificó el incidente como «un ataque a la libertad y la civilidad» durante un discurso en el estado estadounidense de Delaware, según informó CNN. «En el mejor de los casos, las palabras de un presidente pueden inspirar. En el peor de los casos, pueden incitar«, dijo el presidente electo.

Y es que el miedo de los líderes mundiales, según un eurodiputado que pidió no ser identificado al ser contactado por el periodista brasileño Jamil Chade, es que ese gesto sea una luz verde para que otros líderes populistas de todo el mundo utilicen exactamente las mismas tácticas y armas para reducir los resultados de las votaciones.

“A lo largo de los añosestos grupos han buscado todos los medios posibles para sofocar la democracia. Nunca con tanques. Pero con manipulación de leyesmaniobras cuidadosamente trabajadasnominaciones, censuras, creación de realidades paralelas, ataques a periodistas, milicias digitaleslos mecanismos de controlla instrumentalización de la mentira y la corrupción del poder”, escribió Chade. 

Compartir:
Califica esta Noticia
Sin Comentarios

Deje su Comentarios