Análisis, información, medios y sitios de Gobierno, una visión del T-MEC

Por Fernando Meza

México, Estados Unidos y Canadá son las tres potencias más reconocidas en América del Norte. Entre ellas, se han creado diversos acuerdos de intercambio para explotar toda clase de recursos que emergen de sus territorios; si bien, por dar un ejemplo claro mencionemos que dichos recursos son: la agricultura, la industria, el comercio, la mano de obra, entre otros.

A partir de lo antes mencionado, el propósito de este ensayo es dar a conocer los antecedentes, el contexto en que se aplica y los actores principales del T-MEC. Este nuevo acuerdo comercial representa la actualización del antiguo tratado comercial que había en América del Norte, el que llevaba por nombre Tratado de Libre Comercio de América del Norte, por su siglas en español “TLCAN”.

Dicho esto, de manera general se analizará la geopolítica implícita en esta relación comercial, y con ello, se le dará al lector la idea principal del tema, ampliando el conocimiento hacia los conceptos que quizá por información de primera mano no se conocen.

Se mostrarán los resultados de la investigación que se realizó al analizar la información que publicaron fuentes de prensa nacional, prensa de investigación y sitios de gobierno sobre el T-MEC y se desarrollará en tres secciones, sector político, sector social y sector económico.

Marco contextual

1994 y 2020: Los años del cambio.

El 1 de enero de 1994, por acuerdo mutuo de las 3 naciones (México, Estado Unidos y Canadá) entró en vigor el tratado de libre comercio. A partir de dicha fecha, el intercambio de bienes tomó su curso; la importación de mercancía se canalizaba dentro de los comercios en los tres países, unos más beneficiados que otros, pero con ello, se daba un paso enorme en la economía de los involucrados.

En el caso de México, fue de gran importancia para la sociedad mexicana la importación de producto extranjero (en este caso, producto estadounidense), pues durante muchos años la venta de marcas creadas en el país vecino, era comerciada de manera ilegal en el territorio mexicano; tanto fue su consumo, que la sociedad mexicana le dio su término propio, llamándola “fayuca”.

Por otra parte, en el caso de los Estados Unidos, la incorporación del TLCAN fue de gran ayuda, porque con ello, diversas compañías (sobre todo las automotrices) trasladaron sus plantas de producción a territorio mexicano para aprovechar la alta demanda de empleo que existía y, aprovechar que la mano de obra es más barata.

Es también necesario señalar que durante la existencia del TLCAN, no todos los sectores empresariales fueron beneficiados.

Fue enorme el proyecto que se tuvo con este acuerdo, que la proyección estipulada sugería rebasar las fronteras políticas, territoriales, comerciales y económicas.

“Con el tiempo se habló de la posibilidad de llevar el TLCAN a un segundo nivel y permitir el libre tránsito de personas entre los tres países”.

“También se habló de tener una moneda única, como tiempo después pondría en marcha la Unión Europea. Pero ninguno de los proyectos prosperó y hoy se ven muy poco viables”.

Lo interesante de todo esto, es la planificación que puede tener un gobierno con otro, para integrar los diversos intereses políticos que acrecentan el valor de una nación entera.

1.1 La actualización y la disyuntiva para México

En el 2018, las tres naciones implícitas en el TLCAN llegaron a un nuevo acuerdo tras el arribo del presidente Donald Trump a la presidencia de los estados unidos; dicho acuerdo se pactó para actualizar el antiguo tratado de libre comercio. Si bien, cabe resaltar que la actualización fue un derivado de las iniciativas propuestas por el mandatario estadounidense, que durante su campaña proclamó tanto a México y al TLCAN como sus rivales en primer plano (toda esta iniciativa fue pactada en el marco del G-20, llevado a cabo en Buenos Aires, Argentina).

Es importante señalar que desde un principio las relaciones políticas entre México y Estados Unidos, no serían las mejores; dicho esto, algunos expertos y medios de comunicación aseguraron la caída de la producción en las empresas automotrices (internadas en territorio mexicano), debido al retiro del TLCAN y las nuevas normas que la actualización del nuevo acuerdo iban a traer consigo.

¿Por qué las nuevas normas del T-MEC afectan a México? Derivado del acuerdo con las grandes potencias de América del Norte, México quedó en desventaja por los lineamientos del nuevo tratado, que lo exhortaron de ayuda e inversión de países no pertenecientes al T -MEC (todo eso propuesto por el presidente Trump). Si hablamos de un caso en específico, la inversión de China en territorio mexicano quedó nula por la intervención del nuevo acuerdo.

México por su parte, apresuró la aprobación y para 2019 se convertiría en el primer país en aprobar el T-MEC; dicho acuerdo tiene estipulado entrar en vigor el 1 de julio del 2020.

México ante el T-MEC

Con base a la nota publicada en el sitio web La Jornada, relacionada con el tema, lo que a México le espera a partir de que entre en operación el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T MEC), es lograr que pequeñas y medianas empresas entren a las más altas élites de valor.

Los beneficios del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) ya son tangibles, aseguró Graciela Márquez Colín, titular de la Secretaría de Economía (SE), aunque el objetivo es lograr que las pequeñas y medianas empresas (pymes) se integren a las grandes cadenas de valor.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, la funcionaria dijo que el segundo día de entrada en vigor del pacto comercial que sustituyó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) la empresa canadiense Bombardier Recreational Products (BRP) anunció la inversión de 136 millones de dólares para construir una planta de vehículos de cuatro ruedas en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Siempre se es necesario que los gobiernos compacten de manera global las inversiones en su país, ya que por mucho que una nación sea rica en recursos naturales y pueda vivir de ellos, en la actualidad se ve reflejado (y más en México) que la implementación de tecnologías extranjeras ayudan en demasía a la explotación de tan grandes riquezas.

Es necesario señalar que la pandemia ocasionada por el coronavirus (Covid-19) ha dejado una cifra importante en el mundo con números rojos en las principales esferas económicas; la baja que se dio en la producción de productos debido al cierre de empresas, incluso la reducción de empleos afectó de manera significativa la economía de México.

El presidente de la república mexicana, Andrés Manuel López Obrador, tuvo un reto importante de entrada al poder que la ciudadanía le otorgó: resolver los problemas que enfrenta el país y sobre todo la actualización del TLCAN que por muchos aspectos beneficia en gran parte a la economía del país. Esto significó que el mandatario mexicano, de alguna forma apresurara el proceso, pues manifestó que la entrada del T-MEC impulsaría la economía del país luego de padecer el estrago tan grande que ocasionó la pandemia.

Investigación

La investigación para cumplir con el objetivo consistió en analizar en medios nacionales, en prensa de investigación y en sitios gubernamentales la información publicada relacionada con el T-MEC. Dicha información fue buscada por rachas de tiempo, la primera dos meses antes de la entrada en vigor de dicho tratado y la segunda racha de tiempo fue dos meses después de la entrada en vigor del acuerdo comercial con Estados Unidos y México.

La información recopilada se presenta en tres categorías que a continuación se desarrollan.

Sector político

Las notas encontradas relacionadas con el sector político se basan en dos temas, la primera, en acciones o modificaciones a las leyes por parte del gobierno federal o del Senado de la República.

En este tema encuentro que se cubrió de manera significativa las modificaciones a la ley federal de protección industrial o de la aprobación de los Reglamentos Uniformes para los tres países que conforman el T-MEC.

Incluso dentro de este tema también cabe el comunicado en conjunto que lanzan los presidentes Andrés Manuel López Obrador, de México, y Donald Trump, de Estados Unidos, luego de su reunión en la capital estadounidense para celebrar la entrada en vigor del T-MEC.

En el comunicado destacan los beneficios que traerá para las dos naciones este acuerdo comercial y sus efectos en la economía y en la sociedad. Este acto político entra dentro de este primer tema de la categoría, puesto que son acciones y decisiones que toma el gobierno federal, como lo es sostener una reunión con el mandatario estadounidense.

El segundo tema dentro de esta categoría es las presiones políticas que ha recibido y seguirá recibiendo México con el tema laboral, ya que dentro de las reglamentaciones del T-MEC hay varios acuerdos a los que se comprometen los países involucrados en materia de derecho a los trabajadores, que de incumplirlas, traería grandes consecuencias.

Al referirme a presiones políticas hablo sobre los discursos y declaraciones por parte de actores políticos estadounidenses, miembros del congreso y representantes comerciales, que han advertido y puesto la lupa en México en el tema laboral.

Aquí hay que destacar como discursos que se dan en Estados Unidos llegan y causan gran impacto en la agenda de los medios en México, por su repercusión en el sector político principalmente.

Sector social

En el sector social recopilo las notas que hablan sobre afectaciones a la población con la llegada del T-MEC. Uno de los temas que más impacto generó como ya lo había mencionado es el tema laboral.

En este caso, las notas analizadas tienen como enfoque principal lo que pasa en el sector laboral, es decir, qué pasa con las personas en los principales sectores de producción del país, qué prestaciones tienen, si son o no las adecuadas, qué salarios tienen, si existe explotación infantil.

Estas notas relacionan la actualidad de millones de trabajadores mexicanos, que se enfrentan a condiciones adversas o que en empresas nacionales y extranjeras que están establecidas en México y que exportan productos a Estados Unidos y a otros países, se establecen condiciones laxas y se permiten situaciones que con la llegada del T-MEC ya no podrán darse más, si es que las empresas quieren seguir exportando a Estados Unidos.

Los reportes encontrados analizan el contexto y las consecuencias económicas y laborales que se desencadenaría, si México no cumple con los acuerdos. Este sin duda fue el tema que mayores reflectores acaparó y que tiene un impacto en el sector social.

Sector económico

El sector económico es el sector que más interés tuvo, debido a que la expectativa sobre los beneficios o consecuencias que trae consigo el T-MEC, abrió el debate en temas financieros.

Una de las expectativas encontradas que fue de las más comunes en las notas analizadas fue el tema de los beneficios a corto plazo. En específico, el tema de los salarios, que con la llegada del T-MEC deberán aumentar para cumplir con los reglamentos.

Aquí nos podemos dar cuenta como el tema laboral es la columna vertebral, ya que en todas las categorías está involucrado de una u otra forma. En el económico por supuesto que el T-MEC es visto como una oportunidad de crecimiento, al menos así lo han hecho ver desde el gobierno federal, donde incluso por parte de la Secretaría de Economía se ha preparado un plan para que todos los gobiernos estatales conocieron de los beneficios que se podrán aprovechar con el T-MEC.

Hay que señalar que hay un optimismo muy notorio en el Gobierno de México sobre el T-MEC, lo cual lleva a realizar este tipo de acciones, que impactan por supuesto en la agenda de medios, ya que se comienza a inflar una nube de expectativas sobre los beneficios que traerá el T-MEC, casi como si por arte de magia la situación económica mejorara por sí sola con la entrada en vigor del tratado.

Aunque encuentro también reportajes que con una visión más objetiva explican el impacto del T-MEC en el sector económico y los cambios que vendrán con la transición del TLCAN al T-MEC.

Conclusiones

Puedo concluir que con el tema del T-MEC, incluso la agenda de medios y la agenda política sobre el nuevo tratado en los Estados Unidos tiene un gran impacto en nuestro país, ya que lo dicho por congresistas, representantes comerciales tiene su repercusión en el país.

Encuentro también que ante el positivismo de la información compartida por parte del gobierno federal, se creó una expectativa sobre los cambios que trae el T-MEC consigo, centrándose particularmente en el tema laboral, que tiene una relevancia muy importante en los tres sectores, tanto en el político, en el social y en el económico, lo cual se puede relacionar con las expectativas generadas sobre las mejoras y por otro lado sobre todas las presiones que llegan por parte del país vecino, que terminaron por poner en el ojo del huracán al sector laboral mexicano.

Compartir:
Califica esta Noticia