Anima ONU proteger abejas para garantizar seguridad alimentaria

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) invitó este viernes 20 de mayo a todos los sectores de la sociedad a proteger a las abejas y otros polinizadores, por su vital importancia para «garantizar la seguridad alimentaria mundial», ya que se encuentran amenazadas por las prácticas de agricultura y apicultura intensiva.

Con motivo del Día Internacional de las Abejas, distintas organizaciones de la ONU y asociaciones del sector se reunieron para compartir sus experiencias en el apoyo de los sistemas apicultores, necesarios para la producción de miel o cera, así como la de alimentos que necesitan de la polinización, como las frutas.

Según las conclusiones de la reunión, el 40% de los polinizadores, como los pájaros, abejas y murciélagos, están en peligro debido a prácticas nocivas como la agricultura intensiva, los monocultivos, el uso de pesticidas y el cambio climático, poniendo en riesgo el sistema alimentario mundial y la supervivencia de apicultores y agricultores.

Los polinizadores contribuyen al 35% de la producción mundial de cultivos, así como a la producción de muchos medicamentos de origen vegetal. Se estima que el valor de la polinización en los sistemas de producción alimentaria global ronda los 600 billones de dólares estadounidenses, según datos de la ONU.

«Debemos proteger a las abejas y sus medios de subsistencia para mejorar la calidad de vida de las personas y asegurar el bienestar de nuestro planeta, ecosistema y la seguridad alimentaria», dijo el presidente de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Qu Dongyu.

Enfatizó la necesidad de sostener los sistemas de apicultura que favorecen el modelo de vida y alimentación de pequeños agricultores y comunidades indígenas, especialmente en África y regiones de Asia como la India.

El Secretario del Convenio sobre la Diversidad Biológica, David Cooper, mencionó la importancia de sensibilizar a la sociedad sobre cómo los insectos polinizadores aumentan la biodiversidad, salvaguardan los ecosistemas, proveen alimentos más nutritivos y ayudan a polinizar el 75% de los cultivos de frutos, que dependen de ellos.

Editado por Ingrid Marian Hernández Pérez, con información de EFE

Compartir:
Califica esta Noticia