Conflicto por terrenos para proyecto ecológico de AMLO puede llegar a tribunales internacionales

En un nuevo episodio de desencuentro entre la empresa estadounidense Vulcan Materials y el presidente Andrés Manuel López Obrador, éste advirtió que si la firma no acepta la puesta en marcha del proyecto ecológico en sus terrenos de Playa del Carmen, Quintana Roo, clausurarán las instalaciones y se tendrá que dirimir el conflicto en tribunales internacionales.

Según publica la revista Forbes México, esta semana, el mandatario federal se reunió con directivos de la empresa Vulcan Materials y su filial en México, Calica, que se dedica a la extracción de piedra caliza para la construcción de carreteras en Estados Unidos. Al encuentro, que se dio en Palacio Nacional, acudió el embajador Ken Salazar.

El pasado 6 de mayo, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) clausuró la extracción de piedra caliza a la filial en México de Vulcan Materials, Calica, en Playa del Carmen, por el aprovechamiento indebido de recursos naturales.

A principios de año, precisa Forbes México, el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a Calica de extraer materiales pétreos sin los permisos vigentes y les planteó cambiar su giro y ocupar los terrenos para el desarrollo de un complejo turístico.

“Nos reunimos y estamos platicando. Ellos incumplieron con un acuerdo habíamos quedado de que se detenían los trabajos de excavación hasta que se definiera un proyecto alternativo turístico de protección al medio ambiente y pensábamos que estaban cumpliendo, que no se estaba trabajando y fui hace un mes porque estoy supervisando las obras del Tren Maya y me informaron que habían reiniciado el trabajo.

“Ellos sostienen que hubo mala interpretación pero el planteamiento es que no queremos que se siga destruyendo el medio ambiente y que se siga utilizando esa área de como 3 mil hectáreas como banco de material y que se lo lleven para construir carreteras en Estados Unidos”, expuso el jefe del Ejecutivo federal.

Calica tiene interpuesta, en tribunales internacionales, una demanda contra México ante la negativa de renovación de la concesión para continuar la extracción de materiales pétros. La empresa pide una indemnización de alrededor de 1,500 millones de pesos.

En abril, explica la revista nacional, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, anunció que el Gobierno federal y la empresa estadounidense Vulcan Materials llegaron a un acuerdo para que su planta Calica, en Playa del Carmen, Quintana Roo, sea transformada en un conjunto turístico y natural que aproveche el proyecto del Tren Maya.

Sin embargo, esto fue desechado luego que López Obrador constató en un sobrevuelo que la firma seguía extrayendo materiales. El mandatario federal dijo que si no se aceptan las condiciones que su Gobierno propone a fin de proteger el medio ambiente y los terrenos de Calica, el asunto tendrá que resolverse en tribunales internacionales.

“Se les ofreció facilitarles el puerto el Calica, que tiene calado suficiente para cruceros, si hay proyecto alternativo, se está analizando, nosotros vamos a hacerles una propuesta de uso de suelo sin esta destrucción, pero lo claro es que no permitiremos que se siga extrayendo material.

“El único acuerdo es que lo extraído se lo pueden llevar, pero no hay más explotación y si no hay acuerdo nos vamos a tribunales”, explicó.

Con información de Forbes

 

Compartir:
Califica esta Noticia