“Esto no es una protesta, es un ataque a la casa blanca”: Joe Biden

“La democracia de Estados Unidos se encuentra bajo un ataque sin precedentes. Parece ser más que una protesta, parece ser una insurrección”. Fueron las palabras del presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, tras las manifestaciones en los Estados Unidos ocurridas este miércoles, en distintos estados como uno de ellos es Washington, quien apoya a Donald Trump a seguir adelante con esto y comunicarse por la televisión nacional a sus seguidores para decirles que aborten la sede de la soberanía popular.

Un asalto al Capitolio, es lo que es esto, a los portavoces del pueblo, a los funcionarios de policía que han pretendido protegerlos y a los trabajadores que colaboran de corazón de nuestra República. Es un altercado al imperio de la ley, un asalto a lo más sagrado de los esfuerzos americanos, las circunstancias de caos que se están dando en el centro del Capitolio no reflejan los verdaderos Estados Unidos, no son así. Lo que se está viendo es un puñado de extremistas que su único objetivo es el desorden. Todo esto es un caos sin control.

El demócrata hizo un comentario en particular: “Reflexionen acerca de lo que pensarán sus hijos al ver esto en la televisión”, en alusión a la retransmisión en vivo del intento de golpe, es lo que está viendo el mundo entero. A lo contrario de lo que esta haciendo su predecesor, quien prefirió no salir públicamente a dar algún tipo de declaración y prefirió resguardarse en un mensaje que tiempo después se difundió en la red social Twitter, el presidente electo dijo una breve alocución ante los periodistas en Wilmington, sin ningún tipo de cuestionamiento.

Barack Obama, quién en su momento fuera vicepresidente dijo sentirse avergonzado de este lamentable episodio sucedido en los Estados Unidos: “Estoy conmocionado y entristecido por el hecho de que nuestra nación, durante tanto tiempo un faro de luz, esperanza y democracia, esté viviendo este oscuro momento”. Estados unidos es honor, decencia, respeto y tolerancia es una de las palabras más resaltadas en su mensaje. “Estados Unidos es mucho mejor de lo que hemos visto hoy”, recalcó en una apelación a la unidad y a sobrepasar la peligrosa polarización que deja como herencia el republicano.

Biden por su parte comento: “Las palabras de un presidente importan: en su mejor expresión, pueden inspirar; en la peor, incitar”, por lo que solicitó al instigador del asalto dar un paso al frente y reanimar a sus seguidores a que aparten su actitud. “Solicito al presidente Trump que salga en televisión nacional ahora y cumpla con su juramento, defienda la Constitución y exija el fin de este asedio”. Sin hacer caso, el republicano recurrió a su canal de comunicación favorito, que es la red social Twitter, para publicar más de dos horas después del asalto un tweet tibio en el que en ningún momento culpo a los hechos y, al contrario, convencido de esto, posteo comprender las razones y los sentimientos de los alzados, pues, dijo, se le ha quitado de manera déspota, su victoria, pues, dijo que se le ha arrebatado la victoria en las urnas.

Con información de El País, editada por Marcelo Aguilar 

Compartir:
Califica esta Noticia