Pandemia del Covid-19 causó que nueve rutas dejaran de operar

Blanca Livier Rodríguez Osorio, subsecretaria de Movilidad del Gobierno del estado, reveló que debido a los estragos que dejó el cierre temporal de actividades por la pandemia del virus del SARS-CoV-2 que causa el Covid-19, un total de 9 rutas dejaron de operar.

Entrevistada en “Noticias UdeC”, el espacio noticioso de Universo FM 94.9, la radiodifusora de la Universidad de Colima, la funcionaria estatal indicó que el regreso a clases presenciales es un hecho que pudiera rescatar a los concesionarios debido al peso que tiene el flujo del estudiantado en el transporte público.

Destacó que tras el cierre de esas rutas se han tratado de fusionar y crear otras nuevas para restablecer los servicios, como es el caso de la 30 y 31, que comunican la zona sur y norte de la capital y que también atienden la llegada al Bachillerato de la Universidad de Colima ubicado en la colonia La Albarrada, en la ciudad de Colima.

La funcionaria explicó que la implementación de una nueva ruta es un proceso que puede alargarse hasta mes y medio, donde, durante ese periodo, los concesionarios trabajan en números rojos hasta que no se tenga una demanda que la hagan rentable.

Indicó que, en estos momentos, Movilidad busca rescatar a través de la fusión de los trazados viales, rutas que se perdieron durante la pandemia, mismas que satisfagan las nuevas necesidades de transporte que tiene le zona conurbada.

Rodríguez Osorio precisó que para comunicar el campus Norte de la Universidad de Colima trabajan las rutas 10, 14 y 20, mientras que la 30 y la 31 tienen su parada más cercana afuera de las instalaciones del Hospital Regional Universitario (HRU).

Al campus central, recordó, se puede arribar mediante las rutas 1, 10, 14, 22, mientras que la 30 y la 31 dejan el pasaje a la altura de la avenida Camino Real.

“Estamos tratando de no dejar desprotegidos a los universitarios”, sostuvo la funcionaria al tiempo que informó que recientemente recibieron un GPS para realizar las mediciones de los tiempos que cada unidad, en cada ruta, realiza. Dijo que aún no se establece con claridad si se cumplen los tiempos óptimos o no.

Sostuvo que otra forma de darse cuenta sobre la situación del transporte público en la entidad es a través del buzón de quejas que se tienen en la web de la subsecretaría (http://semov.col.gob.mx/registro/buzon/), en donde se pueden notificar, y a través del sistema que ofrece la plataforma se le puede dar seguimiento a la misma.

Cuestionada por la postura de los concesionarios ante la situación actual, Blanca Rodríguez manifestó que están apostando por el regreso a clases y la dinámica de movilidad que representa el estudiantado para salir adelante.

En ese sentido, la subsecretaria de Movilidad destacó los casos especiales que representan el Instituto Superior de Educación Normal del Estado de Colima (Isenco) y los bachilleratos 33 y 34, ubicados en un área de la salida de la zona metropolitana de la capital del estado al municipio de Cuauhtémoc, pues no hay trazadas rutas hasta sus inmediaciones y para acercar al alumnado, hay concesionarios que ofertan un servicio que conlleva una tarifa especial.

“Nos interesa que los estudiantes se puedan movilizar y regresar sobre todo en un medio de transporte confiable”, concluyó.

 

Con información de Redacción

Compartir:
Califica esta Noticia