Portugal decidió frenar su plan de desescalada

Portugal frena su avance para la siguiente fase

Portugal decidió frenar su plan de desescalada y no avanzar a la siguiente fase, prevista para el próximo lunes, en un momento “crítico” de la pandemia que golpea especialmente a Lisboa, donde se van a endurecer las restricciones.

“Este es un momento crítico de evolución de la pandemia en nuestro país”, dijo la ministra de presidencia, Mariana Vieira da Silva, en rueda de prensa tras el consejo de ministros, en el que anunció que Portugal no avanzará a la última fase de su plan de desconfinamiento, prevista para el lunes. Esta última fase, que se iba a extender hasta agosto, iba a permitir que el transporte público funcionase con aforo completo y la entrada de público en los recintos deportivos. Los contagios siguen creciendo en Portugal, que este jueves notificó 1,556 infecciones, nuevo máximo desde febrero, y dos muertes.

La incidencia ronda los 130 casos por 100 mil habitantes y el índice de transmisión Rt está en 1.18, lo que coloca a Portugal en la “zona roja”, según el baremo del Ejecutivo portugués.

La situación es especialmente complicada en la región de Lisboa, que acumula dos tercios de los contagios detectados en el país y donde la variante Delta supone más del 60% de los nuevos casos.

Las medidas se van a endurecer en el municipio de Lisboa, donde los restaurantes y el comercio sólo podrán permanecer abiertos hasta las 3:30 de la tarde los fines de semana, a excepción de los supermercados, que pueden trabajar hasta las 7 de la tarde. También sigue siendo obligatorio el teletrabajo. Algunos lisboetas ya se preparan para un verano con más restricciones. “Van a tener que ser más duras porque viene una cuarta ola”, dice a EFE, Luísa con resignación, en una cafetería.

Este fin de semana se va a mantener además el cierre perimetral del área metropolitana de Lisboa, aunque se permitirá la circulación si se presenta un certificado digital o un test negativo. El ayuntamiento tiene en marcha una campaña de test gratuitos en farmacias y cada vez son más frecuentes las colas en las puertas de estos establecimientos.

Editado por Leonardo Ramírez con información de Andante

Compartir:
Califica esta Noticia