Valoración de la información: el T-MEC antes y después

Por: Rosario Cervantes, Javier Jiménez, Mariano Sáenz e Ismael González

El T-MEC (Tratado México-Estados Unidos-Canadá) es la modernización del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) que desde el año 1994 estaba en vigor. Las ideas para la modernización del TLCAN empezaron en el 2018 y hasta el año en curso entró en vigor por todas las negociaciones entre los tres países involucrados que duraron 13 meses.

En la opinión de algunos expertos, el T-MEC tiene más restricciones y más condicionantes, lo que hace que la potencia que tenga para reactivar la economía sea muy baja, pero también tiene sus beneficios, por ejemplo, la reforma laboral que México tuvo que cumplir, favoreciendo a millones de trabajadores por todo el país o ante cualquier disputa comercial entre los tres países, el T-MEC igualaría las condiciones para todos.

El objetivo de este ensayo es analizar los cambios que ha traído consigo el T-MEC para México, cómo ha afectado a los sectores político, social y económico y los beneficios que también representa para nuestro país el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.

No se obviarán las reglas que ha impuesto el gobierno de los Estados Unidos, se analizará las repercusiones que esto tendrá para México y las modificaciones a las que se ha visto obligado a hacer el gobierno mexicano para cumplir con las condiciones y acuerdos del T-MEC.

Para ello, este texto se dividirá en secciones, donde se abordarán los temas, datos y argumentos encontrados en distintos medios de comunicación y sitios de gobierno que hablan sobre el sector económico, político y social, y las repercusiones que traerá el T-MEC para los mismos.

Marco Contextual

El tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, ha reformado los acuerdos comerciales entre estas tres naciones. Desde su entrada en vigor el 20 de julio de 2020, se han dado varias reformas a las leyes mexicanas, específicamente el Código Penal Federal, la Ley Federal de Derecho de Autor y Ley de Aduanas.

Además, el T-MEC ha traído consigo la creación de nuevas leyes para que México pueda cumplir con las obligaciones que demanda el tratado, las nuevas leyes son: la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, la Ley de Infraestructura de la Calidad, y la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación.

El T-MEC ha supuesto un cambio en distintos sectores para México, pues además de suplir al TLCAN, que estuvo vigente desde 1994 hasta 2020, ha modificado las reglas del juego para nuestro país.

Uno de cambios más significativos en el sector social es el derecho a los trabajadores, pues las empresas sindicatos estadounidenses manifestaron su preocupación ya que en México se podrían aplicar reglas más laxas en los campos de las normas laborales y ambientales. (BBC News, 2019)

La solución a esto fue el aumento al salario mínimo por parte del gobierno mexicano, además de quedar estipulado en el nuevo acuerdo el establecimiento de mecanismos para forzar la aplicación de las obligaciones laborales del acuerdo, junto con la verificación de su cumplimiento.

En el sector económico, se realizaron cambios en la industria automotriz por parte de los Estados Unidos, quienes han puesto sus reglas para jugar. En este rubro, el país vecino estipuló que hasta el 45% de la fabricación de automóviles debe ser producto de las labores de obrero que ganen por lo menos 16 dólares la hora. (Forbes México, 2020)

La lectura que se puede hacer ante este cambio es que para nuestro país, esta modificación implica una menor movilidad de fábricas por menor mano de obra.

No todo es malo para México, nuestro país tendrá grandes oportunidades de crecimiento, aunque es indudable que este acuerdo se ha firmado con las condiciones que ha puesto Estados Unidos, buscando ser el mayor beneficiario por dicho tratado comercial.

Para México, el T-MEC representa el crecimiento del comercio digital y fortalecer la protección de datos de los consumidores, además de obtener un mayor acceso a servicios financieros y más oportunidades para las instituciones financieras mexicanas en los mercados de la región, según Forbes.

El gobierno mexicano ve con optimismo este nuevo acuerdo comercial y define al T-MEC como una oportunidad de crecimiento en distintos sectores. Por ejemplo, la secretaria de Economía del Gobierno de México, ve al tratado como una oportunidad para salir adelante ante los efectos de la pandemia por Covid-19.

«Sabemos que esta integración comercial productiva servirá para salir adelante de estos efectos económicos del Covid, pero sobre todo generará espacios de desarrollo e inclusión en todo el territorio. El T-MEC es un trabajo por México y seguramente lograremos que este tratado comercial convertirlo en palanca de desarrollo y no solamente de intercambio comercial”, dijo la funcionaria en julio de 2020, previo a la entrada del T-MEC. (Redacción Opportimes, 2020)

Este tratado tiene una vigencia de 16 años, por lo que los cambios políticos y las situaciones financieras que vengan, también podrán definir el futuro no solo del actual acuerdo, sino de los tres países.

En México, la entrada en vigor del T-MEC causó mucha expectación y también generó dudas, además de dividir opiniones entorno a los beneficios y consecuencias que dejaría este nuevo tratado comercial.

Metodología

Nuestra investigación para poder obtener los resultados deseados se basó en adentrarnos en las páginas de prensa nacional, prensa de investigación y sitios gubernamentales, con el fin de encontrar los temas que más acapararon la agenda sobre el T-MEC.

La búsqueda de dichos textos fue con periodos de tiempo establecidos, 15 días antes y 15 días después de la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial. Esto se hizo con el objetivo de encontrar nuevas miradas y situaciones que recaían en las tres categorías a desarrollar que son el impacto del T-MEC en los sectores económico, político y social.

Resultados

Sector económico

Después de la investigación realizada, encontramos que la información sobre el sector económico se centra en el análisis sobre los beneficios y áreas de oportunidad que traería para México el nuevo tratado, como la apertura de mercados y nuevas inversiones para el país.

Y por otro lado se enfocaba en las consecuencias que traería el T-MEC, como lo expresado por la exembajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, en una nota recopilada del medio Sin Embargo con fecha del 14 de julio, en donde señalaba que “El tratado como tal no puede cambiar una situación de cómo estamos y tampoco esa situación puede cambiar de la noche a la mañana”, refiriéndose a la situación económica que atraviesa el país y que se agudizó con la pandemia por Covid.

Por su parte, análisis previos a la entrada en vigor del T-MEC también mostraban puntos positivos, como la nota publicada por el Heraldo de México el 15 de junio de 2020, en donde destacaba algunas declaraciones de Graciela Márquez, Secretaria de Economía del gobierno federal, donde expresaba que “Aunque parezca lejano nos va ayudar mucho en la reactivación, no hemos dejado de trabajar, estamos listos para que el 1 de julio arranque el TMEC y nos dé certidumbre”.

Esto nos lleva a un punto importante, todas las declaraciones referentes al sector económico publicadas en sitios gubernamentales o notas derivadas de conferencias de prensa o declaraciones de actores políticos, en todas encontramos una visión positiva, ni siquiera dejando entre ver retos o dificultades que podría traer el T-MEC en su inicio. En todo momento, siendo notas previas a la entrada en vigor y posterior a la misma, en todas había una mirada positiva.

Y para muestra lo dicho por el secretario de Turismo del Gobierno de México, Miguel Torruco Marqués, en un boletín de gobierno publicado el 3 de agosto de 2020, donde señala que “Hoy, el T-MEC nos da bases claras, justas, transparentes y entendibles, para que estas inversiones se sigan dando y se multipliquen entre los tres socios. Igualmente, dispone la apertura al comercio del sector servicios, donde el turismo juega un papel muy importante, junto con el sector del transporte”.

Sobre los temas que más se repitieron en los sitios consultados referentes a temas económicos destacamos los análisis y declaraciones sobre el impacto del T-MEC al sector automotriz, al sector agropecuario, a las industrias y la apertura de mercados e inversiones.

Sector político

El tema que acaparó los medios y sitios gubernamentales sobre temas políticos relacionados con el T-MEC fue la visita de López Obrador a Washington para reunirse con el presidente Donald Trump, con motivo de la celebración de la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial.

Cabe destacar que las notas encontradas sobre este tema que refiere a la categoría de sector público son en menor medida a las encontradas y agrupadas para el sector económico. Con esta investigación también notamos que tuvo un mayor peso en la agenda de medios los análisis y declaraciones sobre temas económicos, que los publicados sobre temas políticos, aunque esto no quiere decir que no hubiera cobertura sobre estos temas, simplemente en el número de notas terminan por ser más las referentes al sector económico.

La visita de López Obrador a Estados Unidos fue un tema que dividió opiniones, desde que se anunció la visita del mandatario mexicano semanas antes de la entrada en vigor del T-MEC, la noticia comenzó a circular en distintos medios y con ellos se dieron análisis interesantes.

Uno de ellos es el de exembajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán, recopilado de una nota de Reporte Índigo, publicado el 24 de junio de 2020, donde señala que “A Trump solo le interesa usar al presidente mexicano como un accesorio de teatro a la luz de las elecciones”.

Por su parte, la información emitida por el Gobierno de México fue mucho más diplomática, al compartir el 8 de julio de 2020 un comunicado firmado por los mandatarios de México y Estados Unidos, donde destacan que: “México se convirtió en el mayor socio comercial de los Estados Unidos por primera vez en 2019. Todos los días, mercancías con valor de 1.6 mil millones USD cruzan nuestra frontera, apoyando directamente a empresas, empleos y trabajadores mexicanos y estadounidenses. El T-MEC es el instrumento idóneo para proporcionar certeza económica y mayor confianza a nuestros países, lo que será fundamental para la recuperación que ya ha comenzado en nuestras dos naciones. El T-MEC reafirma nuestro entendimiento compartido de que América del Norte es una región que crea prosperidad para todos sus ciudadanos”.

La información publicada en sitios gubernamentales sigue con una tendencia positiva hacia el T-MEC y sin poner sobre la mesa algunos de los problemas o situaciones adversas a las que se enfrentará México con el nuevo tratado.

Sector social

La categoría de sector social tiene una peculiaridad que se destaca de las otras dos categorías ya mencionadas en este ensayo. Y es que dicho sector engloba distintos temas, por lo que nuestra metodología para agrupar las notas que previamente recopilamos y analizamos fue que las notas trataran sobre temas que tuvieran un impacto directo en la población o que un sector del mismo estuviera involucrado.

Esto con el fin de separar de esta categoría información más especializada y ad hoc con temas económicos como el impacto del T-MEC a los sectores agropecuarios y automotrices o a la apertura de nuevos mercados y estrategias con Estados Unidos y Canadá.

Una de las temáticas que agrupamos en esta categoría fueron los conflictos que tiene México por su incumplimiento en obligaciones laborales, que es algo que penaliza el T-MEC. Recopilamos una nota exclusiva de El Financiero del 21 de septiembre de 2020, donde habla la activista Susana Prieto y señala que: “Yo he estado denunciando que los incumplimientos laborales provienen de las empresas transnacionales establecidas en el país, ya que forman parte de la corrupción y el sistema político mexicano, no puede haber un sindicato corrupto sin una empresa corrupta”.

En la misma nota también se explica que el T-MEC establece que el 40% del contenido de los vehículos ligeros y el 45% de los vehículos pesados deben ser fabricados por trabajadores que vivan en zonas cuyos salarios asciendan a 16 dólares por hora, situación que en México no se da.

Otro de los temas polémicos y que trae afectaciones al sector social fue la aprobación de “medidas tecnológicas de protección” al derecho de autor por parte del Congreso mexicano, para cumplir con el reglamento del T-MEC.

Estas modificaciones, según una nota recopilada por Animal Político del 1 de julio de 2020, se podrá castigar con prisión y multas a quienes utilicen material protegido por el derecho de autor, reparen su teléfono celular en un lugar no autorizado, hagan memes o copien el contenido de un DVD.

En dicha nota, las organizaciones RD3 y Artículo 19, se posicionaron al respecto y señalaron que: “La reforma al Código Penal Federal aprobada por los legisladores permitirá la censura en internet, además de que viola la libertad de expresión y a la reparación de dispositivos electrónicos”.

Por último, uno de los temas que también encabezó la agenda antes y después de la entrada en vigor del nuevo tratado comercial fue la problemática ambiental, donde el T-MEC también tiene un reglamento estricto.

En una nota del Excélsior publicada el 26 de junio de 2020, habla sobre sobre el Acuerdo de Cooperación Ambiental con Estados Unidos y Canadá, que podría causarle problemas a México, debido a que unos de los artículos que se encuentran en el T-MEC hablan sobre el combate al tráfico ilegal de especies, siendo este un problema para nuestro país, debido a que no se ha podido combatir la pesca furtiva de Totoaba en el hábitat natural de la vaquita marina, una especie en serio riesgo de desaparecer.

Estos son los temas relacionados con el T-MEC que de acuerdo a nuestra investigación acapararon con la agenda en los medios y que tienen un impacto en el sector social. Cabe destacar que no se encontró ninguna nota de algún sitio gubernamental que pudiera agruparse en el sector social, lo que dice mucho sobre la visión que tiene la actual administración y que puede ser contraproducente, al solo enfocarse en temas diplomáticos y económicos y no voltear a ver las necesidades y problemáticas que trae consigo la entrada en vigor del nuevo tratado comercial para el sector social.

Conclusiones

Podemos concluir que el T-MEC arrojó puntos importantes de análisis sobre la geopolítica del nuevo tratado comercial a nivel mundial. Se pudo observar cómo hubo temas que acapararon con la agenda en los medios de comunicación y que dividen opiniones, en especial en temas económicos y políticos, donde consideramos hay una mayor expectativa pero también una mayor preocupación sobre los cambios que puede traer a estos sectores este nuevo tratado con Estados Unidos y Canadá.

Se pudo notar la visión por parte del gobierno federal sobre el T-MEC, la cual es una visión positiva en cualquiera de los sectores analizados, lo que puede traer problemas al ver todo con buenos ojos y no centrarse en los problemas que también traerá consigo el nuevo tratado con Estados Unidos y Canadá.

Podemos observar en esta investigación, que no importando la fecha, si fue antes o después de que entrara en vigor el T-MEC, aún se sigue debatiendo y analizando los pros y contras del tratado comercial. Lo que nota que hay una expectativa alta sobre el T-MEC, pero también una preocupación generalizada en ciertos temas.

Compartir:
Califica esta Noticia