Héctor Daniel Rincón, tres décadas de interpretar música popular en piano

Por Guillermo Jesus Rincon Orozco

Héctor Daniel Rincón Cantero lleva más de 30 años en el Mundo de la música de forma ininterrumpida. Su habilidad en el piano lo ha hecho recorrer algunos escenarios, escuelas y hoteles donde muestra algunas de sus creaciones para deleitar a su público.

Las raíces musicales de Héctor Daniel se encuentran en el municipio de Tecomán, estado de Colima. Allí, junto con sus padres y seis hermanos, la historia comenzó a tomar rumbo, pues mientras sus hermanos aprendían a tocar otros instrumentos, el prefirió quedarse con el piano.

Con el paso del tiempo aprendió a dominar otros instrumentos como el saxofón, el clarinete, la tambora, la tarola, etcétera. Con base en su experiencia, formó un pequeño grupo musical llamado “Los tres diamantes” integrado por dos jóvenes más del municipio.

Después de unos años, a principios del año 2003 parecía que por fin sus esfuerzos comenzarían a tomar frutos, pues había recibido una plaza dentro de la Universidad de Colima, en el Instituto Universitario de Bellas Artes, para fungir como docente en clases de piano.

Luego de unos años, por cuestiones externas, abandonó la institución para regresar a trabajar en sus proyectos personales. Uno de ellos fue grabar un disco con canciones religiosas donde él tocaba y cantaba, mismo que fue repartido entre sus amistades para incrementar su distribución y ventas.

Más adelante volvió a lazar un disco con canciones un poco más personales, algunas de ellas con dedicatoria a familiares y seres queridos. Asimismo, solventaba sus gastos mediante un trabajo ambientando los cantos eclesiásticos en algunos templos de Tecomán.

La búsqueda de oportunidades como artista independiente lo llevó a tener un pequeño trabajo en el Hotel Barceló, en el municipio de Manzanillo. Allí continuó dando pequeñas ambientaciones durante la estancia de los clientes.

Actualmente participa en un grupo de alabanzas llevando el control de los cantos y el manejo correcto de los instrumentos.

Héctor Daniel comparte que el único apoyo que ha solicitado al ayuntamiento de Manzanillo son permisos para tocar en la explanada del jardín principal.

Compartir:
Califica esta Noticia